Dónde estamos

Travesía Álvaro de Luna 5,

La Adrada. Ávila. España

Contáctanos

Aceptamos

Show More

Síguenos

Página Facebook NATURADRADA
Instagram NATURADRADA

© 2019 by Raquel & Javier

LA ADRADA

La Adrada se encuentra situada en la falda de la Sierra de Gredos, a 11 km del nacimiento del río Tiétar, en el corazón del Valle del Tiétar donde se disfruta de un agradable microclima. De ahí su naturaleza tan frondosa. 

Os recomendamos visitar los bellos rincones que esconde la villa. 

Plaza del Riñón

Plaza de gran valor ambiental por la cantidad de arbolado que posee teniendo en cuenta su reducido espacio. Dispone de una fuente con un estanque en forma de riñón y de ahí viene el nombre con el que popularmente se la conoce. Los zócalos y los bordillos son de piedra natural.

La plaza

Con fuente del siglo XIX que chorrea agua limpia y fresca de la sierra por sus cuatro caños, fue en otros tiempos mercado, cine, corral de comedias y plaza de toros. Hoy es lugar de encuentro, paseo y baile en las fiestas.

Las escalerillas
La Niña de La Adrada y El gato

Esculturas, la primera en bronce y la segunda en hierro fundido, del escultor Luis Arencibia, donada por el artista al pueblo de La Adrada.

La Calle la Feria y La Casa del Tío Talís

En la calle la Feria, nos encontramos con una construcción que de seguro nos llamará poderosamente la atención por su sencillez y hermosura. Este edificio de planta irregular, acabado con piedra natural y teja cerámica, consta de dos plantas y buhardilla. Es el mejor ejemplo de la arquitectura tradicional en el pueblo. 

Ayuntamiento

La tonalidad de la piedra de este edificio construido a finales del siglo XVIII, con balcón, campanario y torre, hace resaltar el limpio azul del cielo y el tranquilizador verdor de la montaña.

La Ermita de la Virgen de la Yedra

Sencilla ermita, magníficamente restaurada gracias a la contribución de los vecinos de La Adrada, que está ubicada en el parque de La Nava y en cuyo interior se guarda la imagen de la Virgen de la Yedra, patrona de La Adrada. Siglo XVI.

Desde la plaza, subiremos por estas escaleras… las Escalerillas. Calle con construcciones tradicionales de piedra natural, enfoscado, teja, cerámica y carpintería de madera, que nos conduce a “El Torrejón”, barrio típico de La Adrada , y mirador desde donde se pueden divisar pintorescas y maravillosas vistas.

El Castillo de la Adrada

Prosiguiendo nuestro camino desde el Torrejón llegamos hasta el Castillo de La Adrada, situado en lo alto de una colina y resconstrudo en 2002 sobre las ruinas de una antigua fortaleza que fue estancia temporal de Enrique III, Juan II, Enrique IV y Reyes Católicos. La restauración pudo realizarse gracias a su cesión al Ayuntamiento de La Adrada por parte de la familia García Moreno, sus antiguos propietarios, y al impulso de varias instituciones que lo han transformado en el Centro de Interpretación Histórica del Valle del Tiétar.

El mercadillo

Los martes y viernes podremos pasear y comprar en este tradicional mercadillo que se instala en las cercanías de La Plaza del Riñón.

La Iglesia

En el interior de la iglesia, podremos contemplar un retablo de estilo barroco churrigueresco con seis columnas salomónicas, donde destacan las figuras de El Salvador y de San Blas.